Página web especializada en el mundo de los fásmidos (insectos palo, insectos hoja e insectos corteza), con fichas de cría y gran cantidad de fotografías e información.

TRANSLATE

Buscar en fasmidos.net

21_02

ALIMENTACIÓN DE LOS FÁSMIDOS


La mayoría de las especies de fásmidos se alimentan de zarza o rosal, no obstante otras especies se alimentan de eucalipto, hiedra, laurel, helechos, aligustre y otras plantas. 

Algunas aceptan un solo alimento y otras aceptan gran variedad de alimentos.

En todos los casos hay que actuar de la misma forma. Se corta el alimento en ramas, y se colocan en un tarro con agua. Es conveniente que el tarro de agua sea transparente, ya que el agua se irá consumiendo y tendremos que ir rellenándolo a medida que baje el nivel, para que las ramas no se sequen.

Es muy importante que en dichos tarros no queden agujeros por los que se puedan colar los insectos, ya que pueden morir ahogados.

En verano, debido a la alta temperatura y a la baja humedad del ambiente, el alimento puede estar fresco entre 1 y 2 semanas, en estaciones mas frías suele durar algo mas, entre 2 y 4 semanas.


Consejo:
En primavera, cuando las hojas empiezan a brotar, es aconsejable no coger dichas hojas pequeñas y arrugadas, hay que esperar a que sean hojas más o menos grandes y estiradas, ya que los brotes pueden tener defensas para que no sean mordidos, y pueden ser tóxicos para los fásmidos.

 

 

EL TERRARIO PARA LOS FÁSMIDOS


Los terrarios pueden ser comprados o hechos por nosotros mismos, personalmente pienso que es mejor hacerlo uno mismo, es muy sencillo y los que suelen vender son verdaderamente caros.  

Las ventajas de fabricar nuestro propio terrario es que lo haces con las medidas y con los materiales que más nos gustan, es mucho más barato y en ocasiones se puede aprovechar antiguos armarios, cajones, placas de madera o cristal que tengamos o encontremos tirados por que alguien ya no lo quería. 


Terrario de madera:
Los terrarios fabricados con madera son más sencillos de fabricar, ya que la madera se puede trabajar con herramientas que todos solemos tener en casa, pero tienen el inconveniente de que se estropean con la humedad, para especies con baja humedad y que no necesiten que se les pulvericen apenas con agua, pueden servir, si vamos a pulverizar a diario, tendremos que dar algún barniz antihumedad.

Terrario de madera para fásmidos
Terrario de madera para fásmidos, fabricado con un viejo armario de madera, insertando una placa de metacrilato como puerta.

 
Terrario de metacrilato:
Mis preferidos son los terrarios de metacrilato, es un material no excesivamente caro (comparado con el cristal), pesa poco, es transparente y las piezas se pueden pegar muy fácilmente con cloroformo.  

Además amortigua mucho mejor las diferencias de temperatura comparándolo con el cristal. Un terrario hecho de metacrilato sera menos frio en invierno y menos caluroso en verano.

Un inconveniente que tiene es que se raya con facilidad, así que hay que tener cuidado, y es aconsejable poner como frontal cristal, para que así nunca este rayado y siempre podamos ver a nuestros insectos perfectamente.

Terrario de metacrilato para fásmidos
Terrario de metacrilato para fásmidos, con frontal de cristal.
 
Terrario de cristal:
Los terrarios de cristal tienen el inconveniente de que son más caros y pesan bastante, pero si va a ser un terrario que no se mueva de su sitio, puede merecer la pena.

Terrario de cristal para fásmidos
Terrario de cristal para fásmidos. El de la izquierda es un antiguo acuaterrario, y el de la derecha, construido con 4 grandes cristales.


Terrario de plástico:
Son los más sencillos de construir (se puede preparar en menos de 20 minutos) y más baratos (alrededor de 3 a 8 euros).  

Son los taper de tamaño pequeño, mediano o grande de plástico que se compran en multitud de tiendas, deben de ser de un plástico más o menos transparente, y la tapa la tenemos que recortar para posteriormente pegar una lamina de malla de mosquitera para que tenga ventilación.

Terrario de plástico para fásmidos
Terrarios de plástico para fásmidos


Acuarios modificados:

También podemos conseguir un terrario a partir de un antiguo acuario que ya no lo queramos para el uso inicial, realizando alguna modificación para su uso como terrario.

Terrario de cristal para fásmidos
Terrario construido a partir de un viejo acuario de 100 litros

Terrario de cristal para fásmidos
Otro acuario aprovechado como terrario, con pequeñas modificaciones


Otros conceptos sobre el terrario:

 
Medidas del terrario: dependen de la especie que vayamos a introducir, más o menos tienen que tener el triple de alto que la longitud del insecto adulto. 

Todos los terrarios tienen que tener ventilación, que se lo proporciona la parte de malla de mosquitera que pongamos, ya sea en terrarios de plástico, metacrilato, madera o cristal. 

Dependiendo de si la especie necesita más o menos ventilación, proporcionaremos al terrario más o menos superficie con malla de mosquitera. Si una especie necesita una humedad alta, la ventilación deberá ser reducida, y viceversa. 

Es importante que los terrarios tengan malla de mosquitera en el techo, ya que los fásmidos suelen realizar la muda colgados del techo y les ayudaría bastante a mudar en buenas condiciones. 

 

Bebedero: La mayoria de los insectos, adquieren el agua que necesitan de las propias hojas, pero en ocasiones es ultil y sobre todo en verano, ponerles bebederos para que ellos mismos tengan un recipiente donde consigan el agua facilmente.

 

Bebederos para fásmidos

Bebederos para fásmidos


Sustrato: es aconsejable poner papel de cocina, a la hora de limpiar el terrario de excrementos y de buscar los huevos que han puesto, es lo mas cómodo y rápido.  

Colocar como sustrato turba u otros materiales quedan más bonitos, pero a la larga puede ocasionar problemas de hongos por la humedad, y las tareas de limpieza y recogida de huevos se hace bastante complicadas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario